Maria Montez un icono Dominicano convertida en leyenda

María Montez (1912 – 1951) en cuyo registro natal aparece como María África Gracia Vidal, fue una actriz de cine dominicana que ganó fama y popularidad en la década de 1940 como una belleza exótica protagonizando una serie de películas de aventura filmadas en tecnicolor. Su imagen en la pantalla fue de la típica seductora que usaba vestidos con trajes de fantasías y joyas brillantes. Ella fue  conocida como “La Reina del Technicolor”.

A lo largo de su carrera María Montez participó en alrededor de 26 películas, 21 de las cuales fueron hechas en Estados Unidos y cinco en Europa. El apellido Montez lo tomó en homenaje a la bailarina Lola Montez. Nacida en la provincia de Barahona, hija del comerciante canario Isidoro Gracia García, natural de La Palma, Islas Canarias y de una dominicana oriunda de Baní, Regla Teresa María Vidal.

 

A temprana edad, Montez aprendió a hablar inglés  y fue educada en un convento católico en la isla de La Palma, Islas Canarias.

El culto a la “reina dominicana del technicolor” se mantiene vivo, por tratarse de unas de las primeras estrellas latinoamericanas de los “años dorados” de Hollywood, junto a Carmen Miranda y María Félix.  Margarita Vicens de Morales, cuya familia barahonera, en especial su madre, quien fue amiga íntima de la artista, desde pequeña le hablaban mucho de la Montez, y ella quedó impresionada de este personaje. La señora Vicens de Morales es la esposa de un distinguido diplomático, quien durante sus muchos años en el exterior permitió a la señora Vicens de Morales, preparar el homenaje que ha rescatado la memoria y el culto a María Montez. El libro puesto a circular en edición conmemorativa del centenario, ha sido la plataforma para convertir la biografía de la diva dominicana en un guión para cine, lo que obviamente, contribuirá a preservar y conocer mejor el recuerdo de la actriz dominicana internacionalmente y en República Dominicana.

SU VIDA, SU CARRERA… Y, EL FINAL

El caudaloso y turquesa mar de las costas sureñas le quedo pequeño a María. Ella supo aprovechar la influencia extranjera en su tierra para aprender inglés, saber de Shakespare y montar teátricos caseros iluminados con lámparas de gas convirtiéndose así en la actriz criolla del 1920 que más aportó a su pueblo costeño. A pesar de ser catalogada como una joven diferente ante las demás chicas de los años 30, el destino de María África Gracia Vidal, ya estaba escrito. Su valentía fue su guía a la hora de abandonar su pueblo natal entrenándose en las artes en Puerto Rico, New York, y finalmente logrando destacarse como actriz en Los Ángeles California desde principios de los 40.

El 28 de noviembre de 1932 se casó con el banquero irlandés William McFeeters, quien fue el representante del First National City Bank of New York en la provincia de Barahona y con quien estuvo casada casi siete años, hasta su partida a Nueva York. No procrearon hijos.

Mientras trabajaba en Hollywood conoció al actor francés Jean-Pierre Aumont con quien se casó el 13 de julio de 1943, pero éste tuvo que marcharse unos días después de su boda para servir en las Fuerzas Francesa Libres, y luchar contra la Alemania nazi,  en el marco de la segunda guerra. Al final de dicha segunda guerra mundial, la pareja tuvo una hija, María Cristina (conocida como Tina Aumont). Luego se mudaron a una casa en Suresnes Île-de-France, un suburbio oeste de París.

Volviendo a sus inicios como artista, a finales de la década de 1930 llegó a Nueva York donde su primer trabajo fue posar para la portada de una revista por la suma de US$50. Decidida a convertirse en una actriz de teatro, contrató a un agente y creó una hoja de vida que la hacía varios años más joven poniendo en su fecha de nacimiento en el 1917. Eventualmente, ella aceptó una oferta de Universal Pictures haciendo su debut cinematográfico en la película Boss of Bullion City dirigida por Ray Taylor y protagonizada por Johnny Marck Brown.

Su belleza pronto la convirtió en la pieza central de las películas de aventuras en technicolor de la Universal Studios, en particular las seis películas en las que actuó junto a Jon Hall como son,  Arabian Nights,White Savage, Ali Baba and the Forty Thieves, Cobra Woman, Gypsy Wildcat y SudanElla, además apareció en la película Western Pirates of Monterey  junto a Rod Cameron y en The Exile, ésta última dirigida por Max Ophüls y protagonizada por Douglas Fairbbanks.

En enero de 1951, Montez apareció en la obra l’Ile Heureuse (Isla feliz) escrita por su marido. También,  escribió tres libros: Forever Is A Long Time, Hollywood Wolves I Have Tamed y Reunion In Lilith. De estos libros, sólo fueron publicados los primeros dos, así como se dedicó a escribir una serie de poesías; entre ellas Crepúsculo, la cual ganó el premio otorgado por la Asociación The Manuscriters. Más tarde,escribió las canciones Doliente,  y Midnight Memories.

Final  y muerte

María Montez murió a los 39 años de edad, el 7 de septiembre de 1951, aparentemente debido a un ataque al corazón y fue encontrada ahogada en la bañera de su residencia en Suresnes.  Fue enterrada en el Cimetière du Montparnasse, en París. Su tumba es muy visitada como los demás artistas y personalidades allí enterradas. Personalmente, he visitado en más de tres ocasiones este singular cementerio parisino, donde a diario reciben turistas y nativos, hasta en tours, que van a llevar flores o artículos personales como cigarrillos, coñac, etc. a varios artistas e intelectuales, entre los que destacamos al famoso rockero Jimmy Hendrix, Julio Cortázar, Simone de Beauvier y Jean Paul Sartre, entre otros.  Definitivamente, la diva María Montez puso en alto a la República Dominicana!

En el presente, creo está terminada la película “María Montez”, que se rueda desde agosto de 2013, en la República Dominicana y que recrea la vida de la llamada en Hollywood “La reina del technicolor”, ha contado el apoyo del Gobierno dominicano  como una forma de contribuir a la industria del cine local, de acuerdo al espíritu de la Ley de Incentivo al Cine, de promover la importante industria. Para ello, el Centro de Exportación e Inversión del país (CEI-RD) y las compañías productoras Celines Toribio Enterprise y Esencia Productions, responsables del filme, firmaron un acuerdo para promover la película, producida y protagonizada por la actriz dominicana Celines Toribio radicada en Estados Unidos, y dirigida por el español Vicente Peñarrocha.

Por Victoria CURIEL

Comentarios

Comentarios

touring

Touring - Dominican Republic

You May Also Like