La Magia y el Duende fotográfico en los patios de la Zona Colonial de Santo Domingo

Por Victoria CURIEL

Patio-1A pocos días de recorrer, como a menudo hago, pues soy nacida y criada en la Zona Colonial de Santo Domingo;  toda mi infancia y adolescencia en la hermosa calle Macorís de la misma, decidí guiarme por la última y excelente obra fotográfica de Nelia Barletta titulada “Patios Ciudad Colonial de Santo Domingo”. Mochila en mano y sombrero para el sol iniciamos un paseo en busca de los jardines en patios de la Zona. Penetrar a los mismos no es fácil, porque se trata de propiedades privadas, pero de todas formas es una experiencia única el descubrirlos o redescubrirlos, porque conozco la mayoría de estos. Patios que en su mayoría han sido remodelados, pero que todo su esplendor en cuanto al entorno, los mosaicos y el verde que los engalana se mantiene.

No puedo dejar de cerrar los ojos, disfrutar de los olores y otras sensaciones e imaginarme en Sevilla en un patio o corral, a los que se entra por amplios portones, con galería abierta y balcones cuya herrería parecen encajes… También, los patios de los edificios típicos barroco de Madrid, y los patios adaptados a corrales de comedias, donde encontramos dibujos de Benito Pérez Galdós, que aparecen en una de sus obras más conocidas: Fortuna y Jacinta.

Sigo en mi ensueño que tuve al hacer turismo por mi propia ciudad, donde voy semanalmente, me revitaliza y recreo sanamente una nostalgia de “esa ciudad”, y sigo buscando los patios de la lente de Nelia  Barletta.

Esta iniciativa puesta en circulación en noviembre de 2014, por la señora Barletta con la coedición del finísimo diseñador Carlos Reyes, por cierto, nieto del gran maestro de la fotografía Max Pou, tiene otros colaboradores como son: Amadeo Anselin, Nemanja Brankovic, Ricardo Brioni, y del mismo Carlos Reyes, conociendo el lado más intimo de la Zona Colonial de Santo Domingo, con sus jardines privados llenos de arquitectura colonial.

Un detalle a resaltar es que este libro tiene también el propósito de donar los recursos de sus ventas a la Fundación Abriendo Caminos, la cual busca ayudar niños de escasos recursos en la comunidad de Villas Agrícolas.

El libro puede ser encontrado en distintos puntos y merece ser parte del librero de todo dominicano, amante de la arquitectura, el interiorismo, el diseño o entusiasta de la Zona Colonial, no solo por su diseño y labor social, sino también como recordatorio de que hay rincones de nuestro país, en nuestra propia capital, llenos de belleza.

Dicho libro es una manera de que definitivamente los y las dominicanas valoremos la Zona Colonial declarada hace unos años por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad.

Comentarios

Comentarios

touring

Touring - Dominican Republic

You May Also Like